El rebelde Joe Orton

El dramaturgo británico en los años 60

Joe Orton en los años sesenta

Dedicado a los más jóvenes (y para otros un poco alejados del teatro):   Joe Orton fue un revolucionario dramaturgo de los años 60 del siglo pasado y un ejemplo de cirujano que abrió sin anestesia los intestinos de nuestra sociedad para que pudieramos profundizar en sus contradicciones y falsedades .

Nacido en 1933,  murió en 1969 por los martillazos en la cabeza que le propinó su compañero Kenneth Halliwell, que se quitó la vida con la ingestión de una dosis de barbitúricos. Halliwell, mayor que su pareja, se había sentido aislado y amenazado por el éxito de Orton en los últimos años de relación, ya que desde su encuentro en 1951, donde se conocieron estudiando interpretacion en la Royal Academy of Dramatic Art (RADA), Halliwell se habia considerado el mentor de Joe. La turbulenta relación mantenida entre ambos amantes fue objeto de una obra biográfica escrita por el periodista John Lahr, obra que enseguida se convirtió en un best-seller y que sirvió de base al director británico Stephen Frears para realizar su brillante película Ábrete de orejas (Prick Up Your Ears, 1986) (http://es.wikipedia.org/wiki/Joe_Orton)

Durante 1962 y después de pasar seis meses  en la carcel por robar y destruir libros, Orton comienza a escribir teatro, llegando a crear un estilo propio donde se dan cita los lenguajes dramáticos del teatro del absurdo y del expresionismo  esperpéntico, con una buena dosis de humor negro despiadado, llegando a ser comparado con el teatro de Harold Pinter. A través de sus personajes expresó el gran cambio generacional de la década: Orton dinamita los viejos valores, los valores tradicionales británicos, que quedan al desnudo bajo una apriencia de teatro convencional.

En apenas seis años, su fama fue tan espectacular  que hasta los Beatles llegaron a pedirle un guión de cine (Up Against It), que nunca llego a realizarse por el temor de los músicos ante “tanta desvergüenza”.

Sus obras sobresalientes son Entertaining Mr. Sloane (Divirtiendo  al señor Sloane, 1964), Loot, (El botín, 1965) y What the Butler Saw, (Lo que vió el mayordomo, 1967), todas ellas estrenadas en España en su momento. Más tarde y ocasionalmente se ha podido ver alguna de ellas en nuestros escenarios, aunque cada vez con mas distancia en el tiempo. Por eso mismo, creo que hay que celebrar que en Madrid el próximo día 26 de septiembre  en el Teatro del Arenal, se estrene de nuevo una adaptación de Loot, titulada ¡A saco! (http://www.atrapalo.com/entradas/a-saco_e35147/).

Joe Orton tiene especial significado emocional para mi, ya que mi primera dirección y producción teatral  fue  El rufián en las escaleras (The Ruffian On The Stair, 1966) en el Ateneo de Madrid en 1987,  con Yolanda Porras, Janfri Topera  y Miguel Ángel Altet como intérpretes y la estupenda música original de Lorenzo Solano. Entonces escribí para el programa:” (…) en el desenlace la pareja se revelará como lo que realmente son, pero ambos prefieren reconstruir la realidad, la que ellos quieren, conscientes de que pueden representar el papel que deseen, independientemente de lo que sean, en esta gran escenificación teatral que es la vida.”

Y eso es Joe Orton, un autor que consigue que nos veamos sin máscaras, a pecho descubierto, sin adornos. Sus personajes viven su tragedia vital sin esperanza ya que han decidido creer en el mundo que les limita, ya sea por la familia, por la sociedad o por la ignorancia. La “sociedad del placer” les ha convertido en seres inmorales, sin reconocerlo, en individuos casi amorales, tanto como los personajes mafiosos de los filmes de Martin Scorsese.

Y así terminó el malogrado Joe, siendo brutalmente asesinado como si hubiera convertido en uno de los personajes de sus obras.


'El rebelde Joe Orton' No hay comentarios

¿Te gustaría compartir lo que estás pensando?

Tu dirección de email no será publicada.


Sé el primero en comentar esta entrada

Old Paper by ThunderThemes.net