Etiquetado Constelaciones Familiares

0

LA FELICIDAD ENJUICIADA (Primera parte)

Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas. Pablo Neruda Llevo un tiempo leyendo diatribas contra las personas, los estudios y los profesionales que tratan de encontrar la felicidad en la Tierra. Que…

2

Las enfermedades y las Constelaciones Familiares

Las enfermedades son mis asistentes para que el paciente encuentre su propio camino y para que reconozca su lugar en el sistema y lo acepte. (…) Solo el asentimiento de la enfermedad puede liberar. En “Enfermedad que sana”, de Ilse Kutschera, Christine Schaffler, Tiiu Bolzmann. Desde hace años asisto, asombrado, al choque entre las diferentes…

1

Perdonar o sentir

Llevamos una larga tradición donde el perdón ha sido el eje de la cultura. Desde la implantación del cristianismo, perdonar es sinónimo de bondad, de ser una buena persona, incluso de sacrificio tomado como algo positivo. Por eso la expresión “te perdono” es sinónimo de hacer las cosas de una forma correcta, tal y como…

0

Constelaciones de empresa

Cuando alguien me pregunta si se trabajan igual las Constelaciones Familiares que las Organizacionales, les digo que si pero con matices que las hacen más complejas. Hay diferencias fundamentales entre los dos que exigen una visión distinta entre ellos. Hellinger descubrió y popularizó las Leyes Sistémicas que unen los sistemas familiares y comprobó que estos…

0

El equilibrio entre el dar y el recibir en la pareja

De las tres Leyes Sistémicas u Órdenes del Amor, como las llama Bert Hellinger, ésta es la que mas claramente refleja las otras dos. La Pertenencia (nadie puede estar excluido de un sistema) y el Orden Jerárquico, ven su reflejo en este nada fácil equilibrio entre el dar y el recibir, como se revela claramente…

10

LA SANACIÓN A TRAVES DE LAS CONSTELACIONES FAMILIARES

Publicado originalmente en Sembrando Átomos Hace más de quince años asistí por vez primera a un taller de Constelaciones Familiares, con bastante miedo, he de reconocerlo. Había un miedo a lo desconocido, a que me “raptara una secta”, como había augurado mi madre. Pero también había otro temor, un temor que venía de un lugar más…

2

No te fíes de los extraños…

No hables con extraños, aléjate de los desconocidos… Y… ¿cuántas frases más como estas hemos escuchado desde que éramos pequeños? Así nos educaron nuestros padres a determinadas edades para apartarnos de los posibles peligros y para que nos mantuviéramos protegidos. Y creo que pocas veces se ocuparon de que al crecer nos fuéramos dando cuenta de que las personas, desconocidas o no, son…

Old Paper by ThunderThemes.net